Posición adecuada

Llevar al bebé en contacto es una experiencia maravillosa, pero también es importante utilizar el portabebé adecuado y que la posición del bebé sea respetuosa con su fisiología.

Los bebés adoptan naturalmente la posición que llamamos "fetal", "ranita" o "en cuclillas".



Cuando llevamos al bebé en brazos, por supuesto respetamos su posición natural.

En cambio, a veces, a la hora de llevar al bebé en portabebé no se tiene en cuenta que el bebé esté cómodamente colocado.

Tenemos que tener en cuenta:

  • Hay portabebés que no respetan la fisiología del bebé (como algunas mochilas comerciales)
  • Hay portabebés ergonómicos que respetan la fisiología del bebé, aun así debemos asegurarnos que el bebé va correctamente colocado en ellos.

A la hora de llevar al bebé en un portabebé debemos respetar su posición natural "ranita":

  • Piernas flexionadas, rodillas altas (más que el culito)
  • Espalda curvada, en forma de C.
  • Sujeción adecuada según la edad: hasta la cabeza para el recién nacido y primeros meses, hasta las axilas para bebés que ya se sujetan sentados.

Tanto si usamos fular tejido, mochila ergonómica, bandolera, mei tai, paño africano, fular elástico u otros... y tanto si llevamos al bebé delante, a la cadera o a la espalda, la posición será muy parecida aunque se adaptará según la edad del bebé y sus necesidades, si está despierto o dormido.

 


© Kangura. Este documento no puede ser reproducido, total o parcialmente, sin autorización expresa de Kangura.com

  

Comparte: